Programa de Estudios

Escuela de Teatro Sagrado

Lo sagrado se encuentra vivo en el interior de cada ser e interpenetra el universo entero. Investigar la conexión con esta invisibilidad eterna es la base de la disciplina actoral del teatro sagrado. Esto requiere un trabajo paciente, constante y minucioso hacia lo desconocido; un trabajo de descondicionamiento, de desaprendizaje con respecto a lo que creemos que somos y lo que es el mundo.

Nuestra mente trabaja en forma constante con la combinación de lo que conocemos, o sea con el universo de nombres y formas, de clasificaciones sin fin. Es un hecho que no puede trabajar con lo no conocido. Pero hay otra parte de nuestro ser, más allá de la mente, que sí puede hacerlo, y crea desde esa vivencia, que es vacío y plenitud a la vez.

Es por esto que la llamada disciplina espiritual procura la trascendencia de la mente y sus procesos, para arribar a la fuente de la vida, de lo divino, de lo eterno.

¿Cual es el instrumento a través del cual se manifiesta esto? El instrumento del actor es su organismo psico-físico, el cual incluye los procesos mentales, emocionales y físicos. Estos tres niveles requieren a su vez de un entrenamiento para poder ser vehículos de expresión. Ambos trabajos -sobre lo interior y trascendente, y sobre el instrumento- se realizan al unísono.

Ambos deben armonizarse ya que un desarrollo interior sin abrir a la par los canales expresivos no llega a producir un hecho artístico. De este modo cielo y tierra (lo aformal y lo formal) se unifican en una ofrenda sagrada con los corazones de todos los que participan de esta celebración.

 

Puede solicitar más información en:

Escuela Ganesh  4824-6680 / 4821-9484

 

 

Share

Permitida la reproducción parcial citando la fuente | Xhtml y CSS Válido